CUIDADO DE LAS MASCOTAS EN VERANO

El verano está aquí con su calidez y playas. A los que tenemos perros siempre nos gusta salir a terrazas o hacer una escapada con nuestra mascota. Pero tenga en cuenta que los perros pueden reaccionar de manera diferente al calor.

Los amigos de cuatro patas con pelaje más oscuro absorben más calor. Los perros con sobrepeso son más susceptibles al golpe de calor y la deshidratación. Los perros de nariz torcida como los Pugs o Pekineses son menos eficientes para enfriarse.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer que el verano sea más llevadero y agradable para nuestro perro.

 

  1. No lo expongas al sol

Sal a pasear con tu perro temprano en la mañana y al atardecer una vez que se haya puesto el sol. Camina a un ritmo suave, toma descansos, lleva agua y camina a la sombra siempre que puedas.

Si pones el dorso de tu mano en el suelo y no puedes sostenerlo durante 5 segundos porque hace demasiado calor, no es una buena idea salir a pasear con tu perro, ¡podría quemarse!

El piso puede estar muy caliente y sus almohadillas pueden romperse o quemarse. Es una buena idea masajear las patas con un protector de almohadillas después para que no se desgarren y se hagan heridas por el intenso calor del piso.

 

  1. Dale agua, mucha agua.

Asegúrese de que siempre haya suficiente agua limpia y fresca para el perro. Por cierto, NO es una buena idea darle a un perro bebidas energéticas humanas.

Es normal que el apetito disminuya o se pierda durante el calor. Es muy importante salir de casa con un bebedero o una botella especial para perros si el paseo será más largo de lo normal, y tomar descansos para beber.

 

  1. Cuidado con los signos de deshidratación

Es recomendable acudir al veterinario si se detecta alguno de los siguientes síntomas:

  • Babeo excesivo.
  • Ojos inyectados en sangre.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Piel seca 

 

  1. Regula la temperatura de su cuerpo

Para hacer esto, puede usar una toalla húmeda en la que el perro pueda acostarse después de caminar, límpielo con un paño fresco y húmedo para asegurarse de que las patas, el abdomen, las axilas y la parte posterior de la cabeza estén limpias y húmedas.

También hay alternativas además de los padres como ir a una piscina para perros o a una playa que admite mascotas . Si ves a tu perro cavando un agujero, déjalo. Es otra forma en que los perros se enfrían. Mantener la temperatura corporal del perro ligeramente baja es especialmente recomendable para los cachorros.

 

  1. No dejes a tu perro en el coche

El automóvil almacena más calor que el área al aire libre, incluso si está estacionado a la sombra. La temperatura de su perro puede aumentar rápidamente y causar casos graves de golpe de calor, colapso y muerte en menos tiempo del que pensamos. Es bastante lógico, pero cada año ves este tipo de casos en verano en las noticias…

 

  1. No le cortes el pelo

Existe la idea de que afeitar el pelo de un perro puede ayudar a mantenerlo fresco en el verano, pero no es así. Las capas de pelo protegen al perro del sobrecalentamiento y las quemaduras solares. Se calienta aún más cuando se queda sin su pelaje natural.

Sí, es conveniente cepillarlo y quitar capas de pelo muerto, y quizás una higiene, pero nunca afeitarle. 

 

  1. Verifique diariamente para asegurarse de que no tiene pulgas o garrapatas

El clima cálido es un paraíso para las pulgas y garrapatas, así que revise a su perro diariamente y cambie su ropa de cama con frecuencia. 

 

 

Comments

mood_bad
  • No comments yet.
  • chat
    Add a comment